lunes, 1 de febrero de 2010

CONTRADICCIONES DE LA POLITICA VENEZOLANA




Por Andrés Eloy Arriojas Vásquez


Venezuela es un país de contradicciones. El Gobierno vende su gestión como exitosa, democrática, dirigida a los pobres. Sin embargo, la realidad demuestra que, a pesar de tener una legitimidad de origen es ilegitima en sus actuaciones. Incurre en prácticas contrarias a lo dispuesto en la Carta Magna, desconoce derechos fundamentales e implementa políticas que han provocado un empobrecimiento de la población.

El Presidente Chávez usa semanalmente su programa dominical y las cadenas para darle instrucciones a sus ministros y a otros poderes, traza líneas para que salgan decisiones condenatorias contra sus oponentes; utiliza las instituciones para acallar las voces disidentes y permanecer en el poder, como el caso del Contralor de la República, que actúa como un operador político inhabilitando a la dirigencia opositora. Asimismo el Consejo Nacional Electoral que actúa parcializadamente al negar los cuadernos de votación a los partidos políticos y no suministrar el registro de electores.

De igual manera se emplea la fuerza pública para reprimir las marchas opositoras y de los estudiantes, utilizando métodos propios de los regímenes dictatoriales. Actúa como si fuese el dueño del país, cierras medios de comunicación social, confisca propiedades, regala los recursos del Estado, al punto que no se sabe que ha hecho con más de $ 950.000.000.000,oo que han ingresado al país por concepto de renta petrolera. Mientras tanto los hospitales siguen en el suelo, se aplican racionamientos de servicios esenciales como el agua y la luz, originados por la falta de mantenimiento. Se incrementa la inseguridad personal,se paralizan las actividades de investigación científicas en las universidades por falta de presupuesto, lo que trae como consecuencia que estos centros de estudio se conviertan en grandes liceos.

Utiliza la justicia para criminalizar la información y por ende a los periodistas adversos al régimen, como es el caso de Gustavo Azocar, que tiene mas de dos años preso sin formula de juicio; Patricia Poleo, exiliada en Estados Unidos y ahora Miguel Ángel Rodríguez, periodista emblemático de Radio Caracas Televisión, Internacional, recientemente sacada del aire por las cableoperadoras bajo una fuerte presión del Régimen.

No obstante lo anterior, encontramos una oposición dividida. Una,representada por la mesa de la unidad, que, a pesar de la situación económica social que vive el país, solo esta centrada en la las elecciones parlamentarias pautadas para el mes de septiembre de 2010, sin exigir las garantías necesarias para tener un proceso transparente que garantice la voluntad popular. Que actúa como si en el país existiese una democracia plena y no denuncia públicamente las desviaciones del régimen. Por otro lado, está una oposición, tildada de radical, que está cansada de las trampas del gobierno y de las indecisiones de algunos dirigentes de la oposición, que se va por las vías más extremas.

El hecho electoral es necesario, pero a la par de ello se deben implementar acciones, dentro del marco de la Constitución, tendentes a evitar los abusos de poder y preservar el régimen de libertades, estando dentro de ellas denunciar las arbitrariedades, ejercer el derecho a la protesta, el desconocimiento de cualquier régimen, autoridad o legislación que contraríe los valores y principio democráticos o menoscabe los derechos humanos, entre otros. No podemos permanecer indiferentes. Debemos evitar que, en los siete meses que restan para el proceso electoral, el Gobierno utilice indiscriminadamente todos los recursos del Estado para disminuir a la disidencia y obtener un ventajismo electoral o de otra naturaleza.

No hay comentarios: