domingo, 15 de junio de 2008

“Cuando Chávez deje de reírse de los periodistas, lo aplaudiré”

Artículo publicado por El Tiempo - El Periódico de Pueblo Oriental el 15/06/2008

En la agenda del dirigente gremial, el reconocimiento hacia el Presidente de la República está apuntado para el día en que éste cese en las burlas contra sus colegas comunicadores sociales y además haga “aunque sea una sola” obra de beneficio para el país. Su principal propuesta: la defensa de la libertad de expresión

IGOR MOLINA

CARACAS.- A primera vista es un abuelito que ocupa sus fines de semana en pasear por los centros comerciales y sentarse en sus plazas a disfrutar del espectáculo de las multitudes ansiosas por comprar. Andrés Eloy Arriojas se apoltrona en un banco de madera, durísimo, de la plaza central del Centro Comercial El Recreo, en Caracas, y se complace en ver a los niños cruzando un puentecito de madera. Todo respira un aire de cuento de hadas sabatino, y él es parte de ese paisaje, indistinguible de otros abuelos canosos que pululan por allí.Ascendencia heróicaPero la semejanza llega hasta ahí, porque detrás de su aspecto de jubilado habita una indoblegable personalidad que tiene por norte la defensa gremial de los periodistas, como orgullosamente afirma en su autobiografía ofrecida a los comunicadores sociales que elegirán este 19 de junio al nuevo presidente del Colegio Nacional de Periodistas (CNP). Hay datos que no incluye, como el hecho de ser descendiente directo de la madre del prócer independentista José Antonio Anzoátegui, casado con su prima hermana María Teresa Arguindigue Arriojas y cuyo cuñado tomó el Castillo de Puerto Cabello en 1821 por orden de José Antonio Páez. El se ríe hoy repitiendo la frase que Simón Bolívar escribiera sobre su ascendiente: “Al loco Arriojas le damos las misiones más riesgosas y siempre las cumple”.Se sigue riendo, como si él mismo fuese hoy, extrañamente, una reeencarnación civilista de aquel valiente. Y como en los casos de supuesta reeencarnación, ésta pudiera ser también una ilusión.
-William Echeverría afirmó que, de ganar, sería un perro guardián frente al gobierno y Manuel Isidro Molina reivindicó el equilibrio entre los extremos políticos. ¿Cómo define su plancha?
-Es pluralista.-
Lo mismo dicen los otros dos candidatos.
-Yo no veo la ideología de los hombres sino su actuación frente al gremio. Cuando un periodista pisa la puerta del colegio hacia dentro es solamente un periodista. Afuera puede ejercer su ideología, hacia dentro no. La única ideología de adentro es la defensa a carta cabal de la profesión. En eso sí soy radical.
-¿Y en los demás aspectos no?
-No. Yo también tengo mi ideología y cuando me ha tocado defender periodistas, tanto en la Corte Contenciosa Administrativa como en el Tribunal Supremo de Justicia y en la Corte Marcial, a pesar de mi condición de profesional del derecho, para mí lo que vale es la condición de periodista.
-Si defiende tan acérrimamente esa condición, entonces el CNP ha estado acéfalo en sus últimos 10 años porque ha sido usado exclusivamente como arma política contra el gobierno de Chávez. No ha tenido un gremialista a su cabeza en la última década.
-Yo no creo que el CNP haya sido utilizado como un arma política. El presidente Hugo Chávez sí ha utilizado los poderes del Estado para exterminar todas las instituciones que no se arrodillan incondicionalmente ante sus ideales y yo atribuyo la crisis que vive la institución a la situación de crisis que vive el país. Acuérdate que aquí vivimos un régimen que es legítimo en su origen pero que en la aplicación de sus políticas es ilegítimo. Instituciones como el TSJ, la Asamblea Nacional, el Consejo Nacional Electoral, la Contraloría, están secuestradas al servicio del gobierno y si seguimos hablando citaremos también a los órganos informativos del Estado, como VTV, que es de todos los venezolanos y está al servicio de una parcialidad política. Los venezolanos ajenos a ella no tienen cabida en ese espectro informativo. Este gobierno tiene el 75% del espectro radioeléctrico controlado.
-Eso no es cierto. En Venezuela existen alrededor de 700 emisoras de radio y televisión habilitadas, de las cuales menos de la mitad -exactamente 301- son emisoras comunitarias que no reciben órdenes directas del Ministerio de Información y Comunicación (Minci) y cuya cobertura es de apenas 2 kilómetros alrededor de cada estación. Las televisoras públicas de alcance nacional son apenas 4 -VTV, Vive, ANTV y Telesur. Todas las demás de alcance nacional y regional son privadas.
-La mayoría de las radios comunitarias están financiadas por el Minci.
-Tampoco es verdad. El Minci regala los transmisores y las radios comunitarias deciden qué decir. El Estado no tiene hoy la capacidad de enviar línea política e informativa a 301 radios diferentes al día. -En Venezuela hemos llegado a un punto en que las televisoras, para no crearse problemas, se aplican autocensura. Recuerda que a través del Seniat se ejercen muchas presiones contra los medios. Aquí se habla a vox populi de libertad de expresión y opinión pero cuando un periodista se pone “fastidioso”, empiezan las presiones. No estoy inventando. Eso es lo que los periodistas gremialistas tenemos que combatir. Yo no soy gremialista porque se me ocurrió hace dos meses participar en las elecciones del colegio. Mi gremialismo viene de hace 40 años. Soy de los que piensan que el CNP necesita una renovación dirigencial.
-Le mencioné las cifras de Conatel sobre emisoras habilitadas de radio y televisión en Venezuela porque se ha puesto de moda en muchos periodistas hablar sin datos de una supuesta ocupación del espectro radioeléctrico por parte del gobierno.
-Siempre he creído que el buen periodismo debe investigar.
-Pero usted no investigó para lanzar la afirmación que hizo.
-Yo no creo en las estadísticas de Conatel.
-¿Y en cuáles estadísticas cree usted?
-No creo en ninguna estadística del gobierno.
-¿Entonces en cuales cree?
-En los estudios que han hecho.
- ¿Quiénes? -
-Empresas privadas.
-¿Cuáles?
-No te las puedo decir. Es como las estadísticas de desempleo. El gobierno dice que hay 10% y en realidad hay 20 %. Meten en las estadísticas de empleo a buhoneros, muchachos de las misiones y esos no son empleos. Son subempleos.
-Los tres candidatos a presidente del CNP parecen engañar a sus potenciales electores. Los tres, incluyéndolo a usted, hablan de pluralismo pero a la menor oportunidad se lanzan un discurso antichavista ¿Por qué no declaran abiertamente que son de derecha?
-Jamás me he considerado un hombre de derecha. Me considero más bien un socialdemócrata.
-Un adeco.
-No. Un socialdemócrata convencido. La democracia te permite perfeccionarla, pero los regímenes izquierdosocialistas, no. Si Chávez hiciese aunque fuera una obra en beneficio del país, el primero en aplaudirlo sería yo. Pero no la veo. El día que el Presidente deje de reírse o burlarse de los periodistas, lo aplaudiré.
-De las tres candidaturas a presidente del CNP, la suya es la menos mediática. ¿No siente que tiene perdida la pelea?
-No. Todos los periodistas saben que soy su defensor. Soy el padre de todos los periodistas.
Atención a la tercera edad
Las propuestas de Andrés Eloy Arriojas como candidato a la presidencia del CNP no parecen ser particularmente revolucionarias. Propone cuestiones elementales como la defensa de la libertad de expresión, información y opinión a través de movilizaciones y denuncias permanentes en el ámbito nacional e internacional. Postula, asimismo, el libre acceso a la información, la defensa de la democracia en Venezuela, la actuación conjunta con el Sindicato de Trabajadores de la Prensa para obtener mejoras salariales, la obligatoriedad de la colegiación para ejercer la profesión en los diferentes medios y el impulso a los cursos de actualización para periodistas.Un aspecto a destacar en sus propuestas es la atención que desea darle a los periodistas de la tercera edad, creando un sistema de pensiones especiales, mayor cobertura en los seguros de hospitalización y cirugía y convenios con empresas transnacionales para que permitan que los colegas mayores paguen menos.
Toda una vida
Andres Eloy Arriojas no coloca en su currículo su fecha de nacimiento pero, a juzgar por el hecho de que se graduó como comunicador social en la Universidad Central de Venezuela en 1970, en la promoción “Ley de Colegiación” (en los albores del Colegio Nacional de Periodistas), los abriles que ha vivido deben ser numerosos. Aún más: sus primeros reportajes para el diario adeco “La República” datan de 1964. En 1965 ya trabajaba para el Departamento de Prensa de la finada Policía Técnica Judicial (PTJ) y en 1974 entró de lleno a la Administración Pública para ocupar distintos cargos: Gerente de Relaciones Públicas del extinto Inavi (Instituto Nacional de la Vivienda), del Inam (Instituto Nacional del Menor), del INP (Instituto Nacional de Puertos) y de Fondur (Fondo Nacional de Desarrollo Urbano). Llegó el paréntesis del gobierno de Luis Herrera Campins y Andrés Eloy Arriojas abandonó responsabilidades públicas y empezó a escribir reportajes para la revista “Zeta”, dirigida y editada por Rafael Poleo. Comenzó por ese entonces su actividad radial en Radio Tiempo y Radio Ideal. El intermedio copeyano en la administración pública le permitió graduarse en 1984 como abogado en la Universidad Santa María.En 1975 recibió el Premio “Relacionista Público del Año”.

No hay comentarios: